Peso pesado de la filosofía. Uno de los más grandes genios que la humanidad ha visto nacer y cuya obra es el pilar fundamental de toda la cultura occidental. Dentro del mundo filosófico son muy pocos los que pueden ponerse a la altura de Aristóteles, el sabio que todo lo supo.

Estudiante de Platón en la Academia, donde permaneció 20 años, Aristóteles fue un discípulo que no quiso seguir los pasos de su mentor, fundando una filosofía completamente distinta que ponía sus ojos más en la realidad que en los mundos ideales del que fuera su maestro. Así, desarrolló métodos y principios que darían lugar a invenciones como la Lógica; y su teoría del conocimiento y sistema inductivo (el estudio de lo particular para alcanzar una verdad universal) se convertiría en el primer paso para lo que luego conoceríamos como método científico. Fue también el primero en establecer estudios sistemáticos de las áreas que le interesaban, y el premio a tan ardua y extensa labor ha sido el de pasar a los anales de la historia como El Filósofo, así, con mayúsculas. Puede que ningún otro hombre en la historia del pensamiento haya tenido un peso igual al del titán macedonio.

Pero ¿quién fue Aristóteles? ¿Cuál fue su vida? ¿Cómo terminó por convertirse en un personaje de fama universal?

La vida de Aristóteles

Aristóteles nació en Estagira, Macedonia, en el año 384 a. C. Era hijo del influyente Nicómaco, médico personal del rey Amintas III, lo que facilitó más tarde sus conexiones con la corte de la capital, Pella, donde vivió en su juventud. La temprana muerte de sus padres, cuando él tenía sólo 17 años, le puso en manos de su tutor, Proxeno de Atarneo, quien poco después decidió que el joven viajara a Atenas, el gran centro cultural de Grecia en la época, para instruirse.

Aristóteles se trasladó a la capital de la filosofía en el mejor momento, cuando la Academia de Platón experimentaba su mayor esplendor. La ciudad habría de convertirse en la cuna de esta mente que, años después, cambiaría el curso de la filosofía y del mundo. Una de las primeras influencias del joven Aristóteles fue Eudoxo, uno de los pocos filósofos de la Academia que difería de las tesis del fundador de la misma. De este modo, Aristóteles pronto se distanció del gran discípulo de Sócrates y tomó la decisión de andar su propio camino y crear un sistema filosófico único.

El traslado de Aristóteles a Asia Menor

Aristóteles permaneció en la Academia durante 20 años, pero tras la muerte de Platón, decidió hacer las maletas y trasladarse a Aso, actual Turquía, en Asia Menor, donde gobernaba su antiguo amigo y compañero, Hermias, con cuya sobrina, Pythias, contraería matrimonio y tendría su primera hija. Años después, Hermias sería asesinado, por lo que Aristóteles volvió a emprender viaje, en esta ocasión con destino a la cercana isla de Lesbos, donde se asentaría en la ciudad de Mitilene. Allí se dedicaría al estudio de la zoología y la biología marina junto al filósofo Teofastro, quien más tarde sería el heredero natural de Aristóteles y cabeza de sus seguidores, los llamados Peripatéticos (del griego peripatêín, pasear, por su costumbre de caminar durante sus clases y reflexiones).

El rey Filipo II le encargó que fuera tutor de su hijo, quien con el paso de los años sería Alejandro Magno

Creó el Liceo

En ese momento, Aristóteles fue requerido por su tierra natal, cuando el rey Filipo II decidió encargarle la tarea de ejercer de tutor de su hijo, quien con el paso de los años pasaría a la historia como uno de los más grandes gobernantes que han existido: Alejandro Magno.

Pero esa estancia tampoco habría de ser permanente, pues Aristóteles tenía un plan mayor que también ayudaría a que dejara su huella en la historia. Tras regresar a Atenas, fundó El Liceo, su propia escuela y una de las más grandes que existirían en Grecia, en la que impartía filosofía. Tenía algunas diferencias con la Academia de Platón, como por ejemplo que en El Liceo había clases gratuitas abiertas al público a las que cualquier ciudadano podía acudir. Fue en esos años cuando murió su primera mujer y se emparejó con Herpyllis, también natural de Estagira, con quien tuvo varios hijos, entre ellos Nicómaco, cuyo nombre pasaría a la historia por el libro que le dedicó su padre, Ética a Nicómaco, el más importante tratado de ética de Aristóteles.

El Liceo tenía algunas diferencias con la Academia de Platón, por ejemplo, que en El Liceo había clases gratuitas a las que cualquier ciudadano podía acudir

Huye a Calcis, donde muere

Los últimos años de Aristóteles fueron algo convulsos. Con la muerte de Alejandro Magno y el tremendo auge y poder que alcanzó la región de Macedonia en Grecia, se generó en Atenas un odio visceral hacia los naturales de la región, y el estagirita, viendo que su vida y la de su familia corrían peligro, decidió poner tierra de por medio antes de convertirse en un nuevo Sócrates (condenado a muerte por las autoridades de la polis, de ahí que Aristóteles proclamara que no quería que Atenas cometiera en su persona su segundo crimen contra la filosofía). Se trasladó a Calcis, la capital de la isla griega de Eubea, donde moriría por causas naturales un año después.

Tras regresar a Atenas después de vivir en Asia primero y en su Macedonia natal después, Aristóteles fundó El Liceo, su propia escuela y una de las más grandes que existirían en Grecia, en la que impartía filosofía.
En Atenas fundó El Liceo, su escuela, una de las más grandes de Grecia, en la que impartía filosofía.

Gran polímata (del griego polimathós, “el que sabe muchas cosas”) de la antigua Grecia, Aristóteles escribió a la largo de su vida más de 300 obras, en las que estudió y desarrolló prácticamente todas las ramas del saber: física, metafísica, ética, biología, zoología, astronomía, política… todo lo interesaba y en todo dejó su impronta, cimentando la estructura sobre la que se aupararían buena parte de los filósofos de las épocas siguientes. El legado de su obra es uno de los mayores que jamás ha existido en el mundo, y no únicamente en la filosofía. Uno de esos nombres capaces de alterar el curso de la historia y que nadie debería dejar de conocer.

Lo que otros autores han dicho sobre Aristóteles

“Aristóteles es el maestro de los que saben.” Dante Alighieri

“En la raíz de todo logro civilizado, tal como ciencia,
tecnología, progreso, libertad, etc., encontraremos el pensamiento
de un hombre que vivió hace más de dos mil años:
Aristóteles.” Ayn Rand

“Que desde los tiempos más tempranos la lógica ha
transitado por un camino seguro puede verse a partir del
hecho de que desde la época de Aristóteles no ha dado un solo paso atrás  […]  Lo que es aún más notable acerca de la
lógica es que hasta ahora tampoco ha podido dar un solo
paso hacia adelante, y por lo tanto, parece a todas luces
terminada y completa.” Immanuel Kant

Para saber más… El pensamiento filosófico de Aristóteles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here