La obra que hoy presentamos es la última que escribió uno de los pesos pesados de la literatura universal: Fiódor Dostoievski. El autor de la también eterna Crimen y Castigo, alcanzó el punto más alto de su carrera literaria con Los hermanos Karamazov, siendo considerada por los expertos como la mejor obra de toda su producción.

Edición manga de "Los Hermanos Karamazov", de La Otra H.
Edición manga de “Los Hermanos Karamazov”, de La Otra H.

La novela

Los hermanos Karamazov fue publicada en 1880, sin embargo, ya había visto la luz un año antes, en forma de serie en el periódico El Mensajero Ruso. Inicialmente, Dostoievski iba a escribir una segunda parte, pero lamentablemente, murió cuatro meses después de que saliera la primera parte de su obra.

“Tú, entre otras cosas, serás muy desgraciado en la vida (…) Sin embargo, en su conjunto, la bendecirás.”

Ambientada en pleno siglo XIX, la obra nos traslada al pueblo donde fue escrita en la realidad: Stáraya, en las cercanías de Veliki Nóvgorod (situada a unos 200 km de San Petersburgo, y distinta de Nizhny Nóvgorod, situada más al este). Allí, y de forma superficial, se desarrolla este drama familiar que nos narra las complejas y disfuncionales relaciones entre los miembros de la familia Karamazov, así como aquellos quienes les rodean. Todo ello unido al momento especial que vivía la Rusia de la época, en la senda hacia la modernización.

Así, Dostoievski nos presenta unos personajes que definen perfectamente cada estereotipo de la época: nihilistas descreídos, virtuosos caritativos, hedonistas egoístas, violentos justicieros, etc. Todo perfectamente hilvanado en torno a un apellido, los Karamazov, y un concepto, el odio/desagrado con quien ejerce de cabeza de familia, Fiodor.

“Si dios no existe, entonces todo está permitido.”

Pero en cambio, si analizamos más detenidamente, la obra adquiere una mayor profundidad, revelándose como un texto profundamente filosófico y cargado de espiritualidad. Concretamente, el conflicto moral que surge entre la fe, la razón y el libre albedrío, así como la duda, el buen juicio y Dios. Todo ello se da la mano en estas páginas.

Los distintos personajes se enfrentan a su realidad bajo unas creencias diferentes, con resultados igualmente distintos, y nuestro autor se vale de esta heterodoxia  para presentarnos las virtudes y deficiencias de vivir bajo una determinada filosofía. A fin de cuentas, son nuestras creencias las que sustentan nuestra manera de pensar y, con ello, nuestro futuro.

Si bien varias obras de Dostoievski nos hacen partícipes de las situaciones emocionalmente extremas que viven sus personajes, en Los hermanos Karamazov esto se hace de una manera especialmente traumática -no desvelaremos aquí detalles de la trama, pues eso has de descubrirlo y disfrutarlo mientras leas-, quizá debido al profundo sufrimiento que experimentó en vida el autor mientras escribía la novela, cuando tuvo que enfrentarse a la muerte de su hijo Aleksey, de tan solo 3 años. Este suceso, que llenó de dolor a Dostoievski, se filtra en buena parte de las páginas de la obra.

"Crimen y castigo", la otra gran novela del autor, también está en versión manga en La Otra H.
“Crimen y castigo”, la otra gran novela del autor, también está en versión manga en La Otra H.

El legado

Para muchos expertos actuales, Los hermanos Karamazov es sin duda alguna la mejor novela del autor ruso, incluso por encima de Crimen y castigo (que es, posiblemente, la más famosa), si bien existen opiniones tanto a favor como en contra. Lo que nadie duda, por otra parte, es que se trata de uno de los más grandes trabajos literarios jamás escritos y un clásico de lectura obligada para cualquier amante de la literatura.

“Quien se miente y escucha sus propias mentiras, llega a no distinguir ninguna verdad. Ni en él ni alrededor de él.”

Muchos autores fueron los que alabaron la obra, empezando por Sigmund Freud, quien diría de ella que se trataba de “la más magnífica novela jamás escrita” (a Freud le interesaban especialmente aspectos de la novela que él mismo había investigado en su psicoanálisis, como son, por ejemplo, el complejo de Edipo y el parricidio). Franz Kafka, por su parte, se sintió especialmente unido al autor, quizá por haber vivido en sus propias carnes esa relación de odio paterno-filial (que desarrolló luego en su obra El juicio). Incluso Friedrich Nietzsche, casi siempre en contra de todos, cayó en el embrujo del autor ruso: “Dostoievski, el único psicólogo del que se puede aprender algo, ha sido uno de los accidentes más felices de mi vida”.

No es de extrañar, por tanto, que, junto a Dante Alighieri, Cervantes, Shakespeare o Víctor Hugo, Dostoievski sea considerado como uno de los literatos más influyentes que han existido.

Adaptaciones

A lo largo de los años se han realizado numerosas adaptaciones, especialmente al cine y la TV (su última versión fue una serie, japonesa, estrenada en 2013). Ahora, de la mano de la colección La Otra H, donde ya tuvimos ocasión de disfrutar Crimen y castigo, le toca el turno a este manga de Herder, que nos ilustra la compleja relación de Fiodor Karamazov y sus hijos. Una inmejorable manera de acercarse al clásico de Dostoievski -especialmente para los más jóvenes- y un paso más para que esta gran obra se gane el corazón de todos los amantes de la buena literatura.


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here