Las mil y una noches es una de las colecciones de cuentos más famosas de la historia. Sin embargo, y como podéis imaginar, no es la única colección que existe (de hecho, ni siquiera es la primera, como erróneamente se piensa en muchas ocasiones). En este post queremos hablaros un poco de la historia del cuento popular… os animáis? 😉
Para hablar de la historia de las colecciones de cuentos, tenemos que situarnos en la India, que es donde surge todo. Los cuentos nacidos en la India pasaron a la cultura persa, de esta a la árabe, desde la cual se tradujeron al latín y posteriormente al castellano para, finalmente, expandirse por todo el mundo.
La primera colección de cuentos que se conoce recibe el nombre de Panchatantra y hay que situarla en el año 200 a.C. Estas fábulas están escritas en sánscrito y se redactaron tanto en prosa como en verso. La etimología de la palabra significa “cinco principios” (pañcha-cinco; tantra-principios). Esta colección comparte muchos de sus relatos con las Fábulas de Esopo
En el siglo VII d.C se tradujeron al árabe, se les añadieron elementos nuevos y se renombró la colección con el título de Calila e Dimna (seguro que este nombre ya os suena más eh? 😉 ). En el siglo XII se tradujeron al castellano
Imagen del Calila
e Dimna
Seguidamente, encontraríamos la colección que da título al manga protagonista de esta entrada: Las mil y una noches. Como ya conoceréis el argumento al leer el manga, comentaremos su historia un poco por encima. Es una colección de 240 cuentos populares recogidos en un relato marco (la historia de Sherezade y el sultán). Se compilaron estos textos en el siglo IX en forma de manuscrito y en el siglo XV, adoptan su forma arquetípica en Egipto. En el siglo XVIII se traducen al francés
Manuscrito de Las mil y una noches
La siguiente colección la situamos en Europa, concretamente en Italia, entre 1351 y 1353. Se trata del Decamerón, escrito por Giovanni Boccaccio y comprende cien cuentos cuyas temáticas son la inteligencia humana, el amor y la fortuna. Además, en él se describen los devastadores efectos que tuvo la peste bubónica en Europa. Cargado de un gran erotismo, es considerado la obra precursora del Renacimiento. 
Manuscrito del Decamerón

También en Europa, a finales del siglo XIV, se escribieron los Cuentos de Canterbury. El autor fue George Chaucer.

Esta colección es considerada la mejor obra de la Edad Media en Inglaterra. Presenta una estructura muy similar a la del Decamerón. Los relatos, escritos tanto en prosa como en verso, están contados por un grupo de peregrinos que viajan a Canterbury para visitar el templo de Santo Thomas Becket, que se encuentra en la catedral de Canterbury. En la ciudad de Canterbury se puede visitar un museo dedicado a esta colección de cuentos. 
Manuscrito de Los cuentos de Canterbury

Terminamos este artículo con una colección de cuentos escrita en España, también en el siglo XIV. Se trata de El conde Lucanor, de don Juan Manuel
La obra consta de cinco partes que reúnen un total de cincuenta y un cuentos de intención moralizante. Cada capítulo se inicia con un problema que plantea el conde Lucanor a su consejero Patronio quien, para ayudarle a resolverlo, le cuenta una historia con moraleja. 
Esta colección tenía un marcado propósito educativo.
Imagen de El conde Lucanor
Esperamos que os haya gustado este pequeño paseo por la historia del cuento popular y, ya sabéis, si queréis conocer un poco más el género, no dejéis de leer Las mil y una noches, el manga. Puede ser una muy buena forma de empezar a leer estas colecciones… Deseamos que os guste 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here