Llega la primera reseña de la versión manga de Así habló Zaratustra y en este caso el mérito al “más rápido” se lo lleva The Watcher and The Tower. En él podemos leer lo siguiente:

(…)

El resultado es casi casi psicotrópico, bizarrísimo —o bizarre, siendo exactos, que no es lo mismo en inglés que en español—, y desde luego no se ajusta a lo que esperaba, o a lo que esperara cualquiera. No es exactamente una adaptación, tal y como yo la entiendo, sino más bien una historia inspirada en la filosofía nietzschiana que mezcla elementos del libro con datos de la biografía del propio Nietzsche y algunos otros totalmente pasmantes. Así, se nos cuenta la historia de un predicador, su mujer y sus dos hijos, Zaratustra —Zara para los amigos— y Álex, y cómo el primero descubre que es adoptado y empieza a predicar la muerte de dios. Dicho así suena casi convencional, pero no lo es en absoluto, creánme: Lou Salomé convertida en una exhuberante jovencita típicamente manga de escueto vestido, Álex disfrazado de payaso cometiendo crímenes, un homenaje a la célebre escena del mendigo de La naranja mecánica —lo juro—, y un desconcertante final basado en el eterno retorno de lo idéntico. Es un cómic con el que estalla la cabeza, pero que, precisamente, es como mezcla inverosímil y pasada de rosca como mejor funciona. Sin ser un gran tebeo, resulta entretenido y muy sorprendentente.

La pregunta que cabe plantearse es hasta qué punto este manga servirá para acercar la filosofía de Nietzsche a los adolescentes. No lo sé, la verdad; a mí ya me resulta increíble que el Zaratustra no flipe a todos ellos, porque es justo esa edad adecuada para que te marque. Supongo que el dibujo, de estilo shonen estándar muy funcional y limpio, los atraerá. El pensamiento de Nietzsche está presente, más como un trasnfondo que como motor de la historia, especialmente lo relativo al ya mencionado eterno retorno y a la muerte de dios. Ahí, aunque se aborda de manera superficial, el manga se ajusta sin cometer inexactitudes a lo explicado en el libro, de una manera sencilla que, creo, sí puede servir para que se entienda mejor si no se ha hecho nunca el esfuerzo de entenderlo. Lo que sí es posible que consiga es romper ciertos tabúes y tópicos sobre Nietzsche en particular y sobre la filosofía en general, que no es, en absoluto, aburrida.

(…)

Esperamos ir recibiendo más reseñas en las próximas semanas y las iremos colgando en este blog. Si alguno realiza o encuentra alguna en cualquier medio que no dude en ponerse en contacto con nosotros para acelerar el proceso y que no se nos quede ninguna en el limbo de las reseñas no leídas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here