Después de revisar la maqueta se manda el libro a la imprenta y nos devuelven las primeras pruebas. Es casi-casi como tener el libro de verdad, aunque ni los colores de la portada ni la calidad del papel son los definitivos.

¡Cada vez queda menos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here